Breaking News

Parán es la Meca

El Antiguo Testamento habla de un lugar llamado Parán en Deuteronomio 33:

1 Esta es la bendición con la cual bendijo Moisés varón de Dios a los hijos de Israel, antes que muriese.

Dijo:
    Jehová vino de Sinaí,
    Y de Seir les esclareció;
    Resplandeció desde el monte de Parán,
    Y vino de entre diez millares de santos,
    Con la ley de fuego a su mano derecha. (Reina Valera 1960)

Y dijo: Jehová vino de Sinaí, Y de Seir les esclareció; Resplandeció del monte de Parán, Y vino con diez mil santos: A su diestra la ley de fuego para ellos. (Reina Valera Antigua)

Esa profecía habla sobre los tres profetas; Moisés (Jehová vino de Sinaí), Jesús (Y de Seir les esclareció) y Muhammad como mostrado en las palabras en negrita (Que la paz sea con ellos).

Jehová vino de Sinaí, Y de Seir les esclareció; Resplandeció desde el monte de Parán Parán es la Meca

La Prueba que Parán es la Meca

Ismael vivió en Parán

Parán es la Meca no Sinaí y es el lugar donde Ismael y su descendientes vivían como mencionado en Génesis 21:

20 Y fue Dios con el muchacho; y creció, y habitó en el desierto, y fue tirador de arco. 21 Y habitó en el desierto de Parán; y su madre le tomó mujer de la tierra de Egipto.

El comentario de Jamisson-Fausset-Brown dice (referencia aquí):

21. fué Dios con el muchacho, etc.-Parán, o sea Arabia, donde siempre ha habitado la posteridad de él, (cap. 16:12; también Isa 48:19; 1Pe 1:25).

También dice Génesis 25:

18 Y habitaron desde Havila hasta Shur, que está enfrente de Egipto viniendo á Asiria; y murió en presencia de todos sus hermanos.

El comentario de Matthew Henry dice (referencia aquí):

Ismael tuvo doce hijos, cuyas familias llegaron a ser distintas tribus. Poblaron un país muy grande que yace entre Egipto y Asiria, llamado Arabia.

 El diccionario Bíblico de Strong lo confirma (referencia aquí página 352):

6290. ארן ָפּ ָParán; de 6286; ornamental; Parán, desierto de Arabia:—Parán.

Sí, Parán estaba mencionada en otras partes significando otros lugares, pero eso no significa que hay un sólo Parán. Por ejemplo, hay dos lugares apellidos Seir como mostrado en el diccionario de Strong:

8165. עיר ִשׂ ֵSeír; formado como 8163; áspero; Seir, montaña en Idumea y sus habitantes originales, también una en Pal.:—Seir. (referencia aquí página 457)

 También lo que prueba que Parán no es Sinaí es el hecho que no pasó nada allá, incluso la gran nación de Ismael prometida por Dios (Génesis 20:20, 21:18) estaba ciertamente en Arabia no en Sinaí ya que los Árabes (los descendientes de Ismael) se vuelven una gran nación después la llegada del Profeta Muhammad ﷺ. Eso es por qué Parán también fue mencionado es el fin del Antiguo Testamento:
Habacuc 3:3 Dios vendrá de Temán, Y el Santo del monte de Parán, (Selah.) Su gloria cubrió los cielos, Y la tierra se llenó de su alabanza. 4 Y el resplandor fue como la luz; Rayos brillantes salían de su mano; Y allí estaba escondida su fortaleza. 5 Delante de su rostro iba mortandad, Y a sus pies salían carbones encendidos.
Temán está en el sur:
8486. ימן ָתּ ֵteimán; o מןָתּ ֵtemán; denom. de 3225; el sur (como estando a la derecha de una persona que mira hacia el este):—austral, austro, sur, mediodía, meridional, (viento) del sur. (referencia aquí página 474)
Esto puede responder a la objeción que esa profecía en Deuteronomio es afuera del contexto ya que Deuteronomio 33:2 estaba una introducción del capítulo y después hablaba de la bendición de Israel en el resto del capítulo, pero volvió a mencionarla en Habacuc.
Además, Deuteronomio 33:2 menciona que Dios vino de entre o con diez mil santos. Esto se pasó en el contexto de la Meca cuando el ejercito Musulmán consistía de diez mil Musulmanes.  El Profeta se dirigió hacia La Meca a la cabeza de diez mil soldados.  El Profeta se dirigió hacia La Meca a la cabeza de diez mil soldados el día 10 del mes de Ramadán del año 8 después de la emigración.  Los musulmanes marcharon mientras ayunaban, hasta llegar a un lugar llamado Al Qadid donde había agua. Ahí es donde rompieron el ayuno y reanudaron la marcha hacia Marr Az Zahran. Los politeístas de la Meca estaban muy atentos al desarrollo de los acontecimientos. El Profeta no quiso tomarlos por sorpresa, entonces les ordenó a sus hombres que enciendan fogatas para que cocinen. Eso puede ser la significación del verso “con la ley de fuego a su mano derecha”.
Follow me onFacebooktwittergoogle_plusyoutubetumblrinstagrammailby feather
Share onFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmailby feather